¿Qué significa estar en color rojo y naranja en el semáforo de COVID-19?

Luego de darse a conocer que 16 estados se encuentran en color rojo en el semáforo de riesgo por COVID-19, mientras que el resto se encuentra en naranja, muchos aún tienen duda de qué representan estos colores.

¿Qué significa y qué implican estos colores en el semáforo?

En conferencia de prensa, el director general de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá, explicó ciertas medidas que podrán tomar algunas entidades al pasar a color naranja, qué significa que aún se está en alto riesgo. Mientras que el color rojo representa riesgo máximo de contagio por COVID-19, por lo que sólo se permite la reapertura a actividades esenciales.

“Gimnasios, albercas, centros deportivos y centros de masaje están suspendidos por el momento, pero podemos ver cómo al pasar a un semáforo naranja se puede abrir a un 50% sólo con citas o en gimnasios, por ejemplo, y clubes deportivos en donde pudieran las dueñas y dueños de estos negocios definir con sus suscriptores qué días pudieran visitar este club o este gimnasio para mantener esta sana distancia y estrictas medidas de higiene”, señaló.

Asimismo, señaló que el cambio del semáforo rojo y sus restricciones hacia el semáforo naranja, incrementará el aforo y las actividades de acuerdo a cómo va bajando el riesgo epidemiológico, para eventualmente lograr llegar al semáforo verde, donde las actividades regresarán o transitarán hacia la Nueva Normalidad, “en donde podremos salir a la calle, se reactivarán las actividades escolares, pero con las particularidades de la Nueva Normalidad: las higienes, las medidas básicas de prevención, higiene frecuente de manos estornudo de etiqueta y, por favor, si te sientes mal quédate en casa”. 

“Son otros ejemplos, cines, teatros, museos, eventos culturales de hasta 500 localidades, por poner un ejemplo, están suspendidos al momento”. Cuando transiten a los estados a un semáforo naranja o riesgo alto se podrá permitir una actividad un poco mayor, del 25%.

Señaló también que los centros comerciales actualmente suspendidos, comenzarían una desescalada en un 25% estando el semáforo en naranja, un 50% en amarillo y totalmente abiertos cuándo el semáforo esté en verde. Lo mismo para centros religiosos.

Para eventos masivos y centros recreativos como conciertos, parques de diversiones, balnearios o ferias, Cortés Alcalá afirmó que de estar completamente suspendidas en color rojo, en naranja y amarillo respectivamente, se permitirá un aforo del 25% al 50% a este tipo de eventos, y una actividad regular cuando se llegue al verde.

“Deportes profesionales, aforo permitido, habrá un aforo permitido hasta que lleguemos al nivel amarillo, que es el riesgo medio, se podrán abrir los estadios al 50%, pero estando en riesgo máximo y en riesgo alto se pueden llevar a cabo juegos a puerta cerrada”, confirmó.

Leave A Reply

Your email address will not be published.