Falso que gárgaras de sal ayudan a combatir el COVID-19, afirma químico de la UNAM

La sal es un agente preservador y deshidratante que evita la proliferación de bacterias, es efectivo pero sólo a la altura de la garganta,  no sirve si el virus se va hacia los pulmones, señaló el doctor Carlos Rius Alonso, químico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Dijo que para entenderlo hay que saber el mecanismo de ingreso del coronavirus, el cual entra por la nariz o la boca. 

Si entra por la boca y se va al estómago puede provocar diarrea. Si entra por la nariz, ingresa a las fosas nasales y llega a los senos paranasales o cavidades que sirven para precalentar el aire y evitar que llegue muy frío a los pulmones; en esas fosas paransales hay mucosas y es ahí donde va a empezar a proliferar el virus.

Se han hecho estudios y se ha evidenciado que es ahí donde empieza a proliferar el virus, luego baja a través de la traquea y de ahí se va por los conductos hacia el estómago o hacia el pulmón.

Si hago gárgaras, funcionará para el conducto que va al estómago es ahí donde sí va a funcionar, pero el otro conducto que permite el paso de gases hacia el pulmón, ahí no se le puede meter ningún líquido porque me ahogaría.

 Así que la sal me va a servir en la boca, pero si el virus ya está en los senos paranasales y ya bajó a los pulmones no va a servir para nada.

Pueden hacerse las gárgaras, no pasa nada, pero no va a resolver el problema del coronavirus, destacó el químico Carlos Rius Alonso.

Leave A Reply

Your email address will not be published.