‘El 53’, jefe de sicarios del CJNG, fue asesinado en balacera de Zapopan

Martín Arzola Ortega, El 53, jefe de sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación, ejecutado en un restaurante de comida rápida en Plaza Galerías de Zapopan, donde se encontraba la familia del gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría, fue sentenciado a 24 años de prisión por el delito de delincuencia organizada.

De acuerdo con registros judiciales, el juez Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales con sede en el Estado de México dictó la condena el 8 de diciembre de 2015, dentro de la causa penal 92/2011. Hasta el momento, ni una autoridad federal o judicial ha explicado cómo recobró su libertad.

Arzola Ortega fue detenido en septiembre de 2011, tras un operativo de la Policía Federal en la ciudad de Guadalajara. Se le capturó con una identificación falsa con el nombre de Ramón Franco Zavala y estaba acompañado de Erick José Alcázar Limón El Niño. Ambos portaban armas de fuego.

Su trabajo también consistía en contactar al personal de las distintas corporaciones policíacas para obtener información que facilitara las operaciones del CJNGy cómo localizar a grupos rivales; asimismo, vigilar la distribución de drogas en “narcotienditas”.

Se ampara para regresar al Altiplano

En un principio fue internado en el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, pero el 2 de febrero de 2016, fue trasladado al Centro Federal de Readaptación Social número 13, en Oaxaca, por lo que promovió una demanda de garantías, la cual quedó radicada en el juzgado Segundo de Distrito de Amparo y Juicios Federal, con sede en Toluca.

El juez de amparo le concedió la protección de la justicia y ordenó el regreso del reo al Altiplano. La resolución fue confirmada por el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Penal del Segundo Circuito.

Por unanimidad, los magistrados del Tribunal Colegiado señalaron que el Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social no tenía la autoridad para determinar o no el traslado de un sentenciado a otro centro de reclusión, sin haberlo consultado al juez de la causa penal, es decir, al juez que sentenció a El 53.

Fuente:

Milenio Noticias

Leave A Reply

Your email address will not be published.