Dos Bocas puede degradar aún más calificación de Pemex, advierten analistas

Ciudad de México

Luego de que Moody’s rebajara la calificación crediticia de Petróleos Mexicanos (Pemex) a Ba3 con una perspectiva negativa, analistas de Bloomberg Intelligence (BI) consideraron que las notas de la paraestatal están en riesgo de una degradación adicional.

Los especialistas señalaron que la perspectiva negativa de la calificación crediticia Ba3 aumenta el riesgo de una rebaja adicional si los costos más altos de Dos Bocas caen en el balance general de Pemex.

“Si su problemática refinería de Dos Bocas enfrenta más costos excesivos y retrasos en la recta final y se asume demasiada carga de la deuda, esto puede meter presiones en el soberano”, explicaron Jaimin Patel y Damian Sassowe, analistas de crédito de BI.

“Una rebaja de la calificación soberana de México, que puede ocurrir a medida que recupera parte de la carga de la deuda de Pemex, también podría impulsar otra rebaja de Moody’s en la calificación de la compañía petrolera. El gobierno se ha comprometido a apoyar, pero probablemente seguirá dependiendo significativamente del flujo de caja de Pemex para financiar su presupuesto fiscal”, agregaron.

Reinaldo Wences, subdirector de Evaluación y Cumplimiento Normativo de Pemex, dijo durante la llamada de resultados del primer trimestre que la nueva refinería en Dos Bocas tenía en ese momento un avance físico del 27.66 por ciento. “Estamos básicamente en tiempo y términos del proyecto en sí”.

Sin embargo, los analistas creen que es posible que la refinería Dos Bocas no logre ni siquiera su fecha de inicio retrasada para principios de 2023, dado que tenía un avance de menos del 30 por ciento al 30 de abril.

El costo final estimado de construcción ha aumentado a 12.9 mil millones de dólares desde la última estimación de 8.99 mil millones, que a su vez fue superior al presupuesto original de 8 mil millones.

La subinversión ha resultado en una fuerte caída en la tasa de utilización de las refinerías de Pemex, impulsando un aumento del 64 por ciento en las importaciones de productos petrolíferos desde 2013-19 antes de la pandemia, mientras que la producción de petróleo crudo cayó un 31 por ciento.

Leave A Reply

Your email address will not be published.