Detrás de las puertas de la Iglesia

Coatzacoalcos, Ver.

Toda la humanidad desciende de Adán y Eva, por lo tanto, toda la humanidad hereda una naturaleza pecaminosa o nace siendo pecadores. Romanos 5:12 explica: “Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y por medio del pecado entró la muerte; fue así como la muerte pasó a toda la humanidad, porque todos pecaron.”

Hay una realidad detrás de las puertas de iglesia, Así nos manifestó la señora Jerónima, es la razón por el cual no es la única persona que ha sido humillada y expuesta de esa manera, porque lo digo sexualmente porque el padre Agustín quería saber cuantas veces tuve relaciones sexuales con el papá de mi hija, en donde fueron, y quería saber hasta como lo hacíamos, el tiempo en que duraron nuestras relaciónes, fue algo humillante para mí como mujer, yo le pregunte al padre si eso era necesario y el solo me dijo que todo era necesario, definitivamente son cosas que no esperas escuchar de un sacerdote, que te humillen, que te expongan y lo último que esperas escuchar es que te digan pues que tonto fue el compañero por haber registrado a la niña, cuando para ellos lo más sagrado son los niños, cuando llegue a la ciudad de Coatzacoalcos me entreviste con el obispo y le expuse todo lo sucedido junto al el padre Agustín a lo que él no me comento nada solo que me dirigiera con él y con el padre Gustavo M. para que el redactara lo sucedido, al estar con el padre Gustavo, el me indica que haga un juramento en donde hable con la verdad del hecho ocurrido y es así como empieza un calvario más para mi hija y para mí, lo primero en cuestionarme fue por qué intimé con un consagrado, y el que tan constantes fueron nuestras relaciones sexuales, yo le comente en ese instante frente a mi hija que si eso era necesario, que no le veía el caso a entrar en esos temas, muy molesta le comento que eso estaba mal para esto el padre Gustavo detiene sus preguntas y me dijo si usted sabía que estaba embarazada porque no aborto, haciendo alusión que nos hubiésemos evitado mucho problemas y más sabiendo que la bebé era de un consagrado ese momento no soporte y empiezo a discutir con el envuelta en llanto y mi hija de igual manera discute con el, comentándole que tipo de sacerdote era él, ya que hacia preguntas tan fuera de lugar yo en lo particular me empecé a sentir mal ya que soy una persona que llevo un tratamiento muy estricto del corazón, es por lo que nos retiramos del lugar .

Para esto muy mal hablo con Ramiro quien es padre de mi hija haciéndole ver toda la situación que nos habían hecho pasar y el muy desconcertado me indica que las cosas no deberían haber sido así ya que en primero lugar Agustin en ningún momento tuvo que haber solicitado dicha carta y mucho menos haberle señalado el porque el registro a la niña y que es lamentable que el obispo no intercediera en apoyo a la situación por la que estábamos viviendo, mas al pasar por el mal trato que recibiéramos por parte del padre Gustavo M. al señalarnos y sexualizarnos en el sentido de indagar las veces que tuviéramos relaciones sexuales, la manera y los lugares en donde intimáramos y mucho menos el señalar el porque no aborte a mi hija si sabia que ella era hija de un sacerdote señalándome que todo lo había dicho frente a mi hija .

Con su voz quebrada la Señora Jerónima culmino diciendo ; muchos me estarán juzgado y surgirán preguntas, como el que espero al sacar a la luz mi caso?, lo que espero es justicia , que no quede impune el daño que estas personas han causado en en mi persona tanto física como psicológica y en la vida de su hija, sabemos que no es el único caso,qué hay más personas que han sido abusadas , humilladas por este tipo de personas , que no se queden calladas , que hablen y denuncien , que no tengan miedo , es cierto intimidan por la posición que tienen y más sabiendo que el obispo de Coatza lo único que hace es esconderlos y callar a las personas, desde el púlpito nos dicen que es pecado hablar en contra un sacerdote, tratar de ser o hacer algo incorrecto en contra de ellos , pero son personas comunes que debido a su posición, humillan pisotean y pasan por encima de cualquier autoridad y ella les dicen a cualquier persona que se identifiquen con su caso, denuncia y no se queden calladas agregando que teme por su integridad y por la de su familia.

Al acudir en busca del Padre Gustavo M. , a fin de que nos diera su derecho de réplica por manifestado por parte de la señora Jeronima, nos informaron que ya no se encontraba en la ciudad, ” acaso los movimientos que ha realizado la curia de Coatzacoalcos es derivado por los recientes escándalos de sus sacerdotes últimamente”, no olvidando que como ya se expuso en otros medios donde varios sacerdotes son acusados de tener mujeres, hijos o en su caso son expuestos en escándalos sexuales. Esperemos pronto la Diócesis de Coatza pueda pronunciarse de todo lo sucedido.

Leave A Reply

Your email address will not be published.