No se ha detectado presencia de avispón asiático en México

En México no se ha detectado la presencia del avispón asiático gigante (Vespa mandarina), por parte del Sistema de información sobre Especies Invasoras, informó la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

Explicó que como su nombre lo indica, esta especie es originaria del este y sureste de Asia. El año pasado se detectaron dos casos en la provincia de Columbia Británica en Canadá y este año, cuatro casos más en el estado de Washington en Estados Unidos.

A diferencia de otras avispas esta especie hace sus nidos en hoyos en el suelo y no en árboles o edificios. Habita en zonas rurales y bosques. Las obreras solo vuelan a 1 o 2 kilómetros de sus nidos, con algunas excepciones en donde pueden volar hasta 8 kilómetros de distancia.

Los avispones gigantes se alimentan de insectos. Son un depredador importante de abejas productoras de miel y pueden destruir panales en poco tiempo. También atacan a otros insectos, pero no se sabe que destruyan sus poblaciones completas. No buscan comida humana ni son atraídas por la miel ni el polen.

La Conabio detalló que la mayoría de las muertes humanas ocasionadas por esta especie en Asia se debe a casos con múltiples picaduras, ocasionadas generalmente por pisar accidentalmente algún nido. Es un caso similar a lo que sucedió hace años en México con la invasión de abejas africanizadas.

“Este avispón puede ser confundido con otras especies de avispas o abejas nativas. Por ejemplo, en México hay varias avispas caza tarántulas de gran tamaño. Aunque el avispón no se ha detectado en México la solución no es exterminar avispas o abejas, ya que muchas de ellas juegan un papel muy importante en los ecosistemas”, señaló.

La Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad indicó que las avispas son unos de los principales insectos controladores de plagas en productos hortícolas.

“Las especies de abejas y avispas nativas de México son indispensables para mantener los procesos y funciones en los ecosistemas. No las confundas, ¡infórmate y protégelas!”, pidió.

Leave A Reply

Your email address will not be published.